Todo Mujer

Música Compuesta por Jorge Magaz
Duración: 50'23' 
 
    Siempre, desde niño, he sido cinéfilo, veía varias veces la misma película y me quedaba en el inconsciente con la banda sonora. Recuerdo que la música de Bambi la tarareaba con seis años. Empecé a valorar que una banda sonora de Dimitri Tiomkin no se parecía en nada a una música de Miklos Rozsa. Comprendí, por ejemplo, que la banda sonora de Ben-Hur era tan creativa como las imágenes de la película.

    Cuando leía los títulos de crédito, sabía que si el músico era Bernard Herrmann, la película no podía ser mala. Admiro a Fellini, pero no imagino su genio sin el aporte de Nino Rota. El director de la película da el sentido último de la narrativa, pero el músico crea una película paralela, tan expresiva como la del director, ya sea Henry Mancini o Georges Auric. Recuerdo cuando vi con catorce años Ladrón de Bicicletas, la banda sonora de Alessandro Cicognini me emocionó de tal manera que cuando salí del cine me había convertido en un “creador”, desveló tan profundos sentimientos y emociones que, a partir de ese momento, solo podría vivir en este mundo rodando películas o escribiendo teatro.

    Jorge Magaz es músico, un sabio en humanidades y un erudito en música clásica y bandas sonoras. Me lo presentó la genial Eva Gancedo y sabía lo que hacía. Lo primeros encuentros fueron peripatéticos, pues andábamos y hablábamos. Yo le escuchaba (cosa rara en mi) sorprendido de que un joven tuviera una inquietud intelectual y unos conocimientos universales, que sobrepasaban los míos. Lucía por entonces una frondosa cabellera y le sugerí que hiciera un cameo en mi película Bellos Suicidios.

    Se presentó en el plató con un acentuado corte de pelo, pero aproveché para que tocara el piano de manera alucinada y le grabé. Eva Gancedo, saturada de mil trabajos, pidió a Magaz que colaborara en la banda sonora de mi película La Mirada de Ouka Leele, el resultado fue todo un logro que consiguió premios. Magaz trabaja desde la libertad creativa más absoluta, pero siempre en el sendero de los maestros. Tiene capacidad para expresar y desarrollar temas dramáticos, casi sinfónicos, pero con una adecuación milimétrica a la fragilidad de las imágenes. En Mussolini va a morir logró revestir la tragedia final del dictador Mussolini de un aliento trágico y a la vez crítico con el personaje.

    En Todo Mujer necesitaba contar la historia de una ser humano que sobrevive a la enfermedad, la ruina y la soledad, pero no quería hacer una tragedia, ni un melodrama, ni mucho menos una comedia cínica. Necesitaba expresar una historia realista pero con el distanciamiento dramático de un cuadro de mi admirado pintor Rothko. Las bandas sonoras de Magaz aportan a mis películas una elevada contribución de creatividad, emoción y verosimilitud. He visto Todo Mujer con público y reconozco que el nivel de abducción de la película es enorme. Jorge ilustra la película de manera inaprensible, como el cielo acompaña al mar en el paisaje, aportando luz y color.

    Solo resta darle las gracias a Jorge Magaz y poder seguir contando con su amistad muchos años.

    Rafael Gordon, Enero 2016


Regresa a Página Principal  Compra el CD en Rosebud Tienda de Cine